titulowiki.png


INTRODUCCIÓN

Podemos referirnos como desigualdad de género al poder, mayoritariamente de los hombres, al acceso a las decisiones y a los distintos recursos.
La situación en la que se encuentran tanto los hombres como las mujeres están influenciadas por realidades históricas, religiosas... que van variando con el paso del tiempo, a veces, muy lentamente... Motivo por el cual numerosas mujeres se ven realmente afectadas.

Los países desarrollados en el ámbito laboral, muestran una clara diferenciación a la hora de implantar salarios entre hombres y mujeres, saliendo claramente desfavorecidas estas últimas aunque se encuentren en el mismo puesto de trabajo con los mismos objetivos y deberes. No solo se ve ahí esa desigualdad, sino que también, se puede observar según los informes del desarrollo humano del PNDU en el cuál se muestra que ninguna mujer tiene las mismas oportunidades que un hombre.
Las leyes parece que defienden una igualdad entre ambos sexos, pero la realidad muestra otra verdad muy diferente...

Por otra parte, en los países subdesarrollados la desigualdad se manifiesta de una manera distinta, y es que las religiones y creencias dejan a la mujer sumida en un único papel como es el de la dedicación en exclusiva a las tareas del hogar, impidiendo que éstas tengan acceso a la educación básica. Por ese motivo, es que la mayor parte de la analfabetización en los países del Tercer Mundo se encuentra en las mujeres... Viéndose así obligadas a realizar duros trabajos con unos pagos realmente bajos.

external image 109887691_f699ebbc80.jpg
¿Crees que no hay diferencias? No las hagas...

Existen numerosas diferencias entre hombres y mujeres en distintos aspectos de la vida cotidiana, como los que veremos ahora.



DESIGUALDAD DE GÉNERO EN LA EDUCACIÓN Y EN LA ESCUELA

Pensamos que la igualdad de género está asegurada por obligatoriedad desde que en 1970 se implantara la educación mixta en las escuelas.
Sin embargo, se siguen enseñando valores masculinos considerándolos los óptimos y universales.

La escuela mixta es una forma de educación en la que se implantan una serie de valores al mismo tiempo a hombres y mujeres, sin diferencias respecto a los valores básicos y universales de la sociedad actual.
Para mentalizar y enseñar este tipo de valores a las nuevas generaciones, se empieza desde el ámbito familiar, se continua en la escuela, en los juguetes y juegos, en el lenguaje oral y escrito...


La familia
Es donde se potencian los supuestos roles de la sociedad desde sus comienzos.
A las niñas se les potencia la sensibilidad, el miedo, la obediencia, la dependencia, la afectividad.
A los niños la agresividad, la competitividad, la independencia...


La escuela
En la escuela se sigue dando la educación segregada, es decir, diferenciando lo que es apropiado para las niñas y lo que es propio para los niños.
Se le da una importancia nula a lo femenino y se potencia una sola forma de entender la vida, la del género masculino.
Se da importancia a las actitudes agresivas generalizadas (tanto para niñas como para niños) siendo un comportamiento considerado masculino, y no se valoran los comportamientos cooperativos (considerados femeninos) olvidando el componente emocional de la educación.


De esta situación también son víctimas los varones que deben ajustar sus expectativas y actitudes a lo que socialmente se espera de ellos, amputando muchas veces las tendencias personales y de carácter, educándose en la insensibilidad masculina, reprimiendo los afectos, sentimientos....

El resultado final es que nos invade una obsesión por el trabajo, la despreocupación por las relaciones humanas y familiares, la lucha por los primeros puestos, el temor por la expresión de los afectos... algo contra lo que se debería estar luchando en la enseñanza primaria y secundaria si se cumplieran los principios de la reforma educativa.

Los educadores y educadoras no se comportan igual con chicos y chicas. Desde la infancia ellos y ellas también han recibido mensajes sexistas en todos los ámbitos de la vida, y por tanto, transmiten inconscientemente lo que han aprendido.

En la universidad, las mujeres que obtienen mejores resultados en primaria y secundaria se ven relegadas a estudios de peor categoría y peor futuro profesional, perpetuándose la desigualdad.




LA DESIGUALDAD DE GÉNERO EN EL ÁMBITO LABORAL

A pesar del aumento de igualdad que se ha desarrollado en los últimos años, no ha sido suficiente para que la mujer llegue ha alcanzar una situación similar a la que se encuentra un hombre actualmente y es que esto se debe a una serie de factores que se encuentran en las empresas, dirigidas, mayoritariamente, por hombres...
Para comprender que es la desigualdad en el ámbito laboral, hay que tener clara la definición de trabajo, la cual la podemos dividir en dos conceptos:
El trabajo se puede describir como una ocupación que ejerce habitualmente una persona a cambio de un salario para cubrir unas necesidades mínimas, o por el contrario, el trabajo doméstico que llevan a cabo la mayoría de las mujeres que se encuentran paradas, asalariadas, jubiladas... Debe quedar constancia que dos terceras partes de un trabajo social se corresponde al trabajo no remunerado, el cual un 80% es trabajo doméstico realizado, como ya he dicho, por mujeres.
Respecto a la primera definición, se puede señalar que crea y genera paro, desigualdad social y pobreza para ambos sexos, aunque saliendo claramente desfavorecido el femenino.

Se puede decir que las mujeres padecen una gran inestabilidad laboral además de un empleo precario y un subempleo a tiempo parcial, y esto se debe principalmente a que la mayor parte de su tiempo se ve ocupada por el cuidado doméstico y la gran responsabilidad que las caracteriza a la hora de ocuparse de la familia aunque eso signifique sacrificar un puesto de trabajo.
Las mujeres que consiguen un puesto de trabajo, lo consiguen, la mayoría de veces, en ramas determinadas habitualmente en el sector de servicios como la educación, la administración pública o salud aunque siempre accediendo a los puestos más bajos de cada sector.
A la hora de acceder a empresas privadas, el reto para conseguir un puesto aumenta, y es que éstas prefieren contratar a un hombre antes que a una mujer, a pesar de que esta última pueda tener una mejor formación. Este hecho se puede deber, además de padecer una mentalidad discriminatoria y machista, el miedo a la posible maternidad.
Los datos muestran que habitualmente las mujeres ganan menores salarios, entre un 30% menos, en comparación con los de los hombres.

A las mujeres nos han asignado ese papel sin nosotras pedirlo, y a pesar de que luchemos por cambiarlo será difícil. No se puede acabar con una mentalidad que proviene desde hace muchos siglos atrás y que por ahora, muy poca gente tiene la intención de olvidarla.

external image grafico1-3.jpg



LA DESIGUALDAD EN LOS DESASTRES NATURALES

¿Desigualdad incluso en los desastres naturales? Si.

Además de las diferencias que puedan existir en el ámbito laboral, en la educación procedente de la propia familia, en el de la escuela... Existe también discriminación en los desastres naturales...

Este tipo de desigualdad tiene lugar a la hora de decidir quiénes serán las personas que se dediquen a las ayudas humanitarias, o quien se ocupará del cuidado de los enfermos y mayores, quién preparará el alimento necesario para que pueda sobrevivir la mayoría de la población... Y estas actividades, NO retribuidas son las que recaen sobre la población femenina, ya sea adulta o infantil, mientras que las retribuidas recaen en la masculina.
Este tipo de mentalidad lo arrastran las mujeres desde muchos años atrás, y es que la mentalidad machista y discriminatoria, además de sus creencias dejan a la mujer en un papel secundario.

No solo se les adjudica a las mujeres las actividades citadas anteriormente, sino que éstas pueden llegar a sufrir violación de género, como abuso sexual por parte de su marido, de otros hombres ajenos a ellas e incluso de la policía o cualquier cuerpo que represente a la seguridad.
Mediante este duro hecho, dejan a las mujeres en la mayoría de los casos, condenadas a cargar con embarazos no deseados y mucho peor aún, a sufrir enfermedades, después de haber soportado esa dura vivencia como la que es el abuso o maltrato.

Cuando se producen este tipo de desastres, el papel al que accede la mujer es un imperativo. La mayoría de ellas no se cuestionan por qué la realidad es como es y por qué no puede cambiar... Esto se debe a la educación recibida en el hogar y en la forma de actuación que han visto reflejada en sus madres, hermanas y demás familia, por lo que al final, este hecho se termina convirtiéndo en un circulo vicioso del cual es muy difícil salir...

external image rwr7kfplf2y19pz9.jpg



LA DESIGUALDAD EN LA SALUD

Las diferencias en el estado de salud entre ambos sexos se relacionan con factores biológicos que incluyen, las características reproductivas.
Las diferencias genéticas, hormonales y metabólicas desempeñan un papel importante en los distintos patrones patológicos según el sexo.
Pero las diferencias biológicas son sólo una parte de los factores que influyen en las diferencias en salud entre ambos sexos. Las características de género, también determinan en gran medida el estado de salud.


Las diferencias entre los hombres y las mujeres y los roles que la sociedad pone sobre cada uno de nosotros provoca que estas desigualdades se trasladen también al ámbito de la salud.
Desde los años 80 existe una abundante bibliografía sobre las desigualdades de género en salud, en España, esta investigación se encuentra todavía en un estado muy incipiente. Sin embargo, iniciativas como las del Grupo de Género y Salud Pública en el seno de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (SESPAS) o, más recientemente, la Red Temática de Investigación de Salud y Género (RISG) ilustran el creciente interés por las desigualdades de género en la agenda de la salud pública.

Estas diferencias se observan a la hora de nombrar al paciente, al utiizarse los "sexo" (macho y hembra) y "género" (alude a las diferencias de haber nacido hombre o mujer).

Si la investigación de los determinantes sociales de la salud en los hombres se han centrado en las diferencias de clase social y ha dejado de lado la influencia de los roles familiares, el estudio de la salud de las mujeres ha olvidado la importancia de la posición socioeconómica.

En el contexto actual en que se desdibuja la frontera de género entre las 2 esferas sociales tradicionales, es necesario integrar los 2 abordajes, el de género y el de clase, y considerar el impacto de los múltiples roles en ambos sexos y cómo varían según l clase social.

Existe un debate sobre cuál es el mejor indicador de clase social en las mujeres. La menor centralidad del trabajo remunerado en la vida de ellas es en parte causa de las dificultades para la medida de la clase socil en el sexo femenino.
Se muestra la falta de sensibilidad de género en las políticas sanitarias, en los pplanes de salud, que presentan notables desigualdades entrew las distintas comunidades autónomas.
Si los servicios sanitarios quieren atender correctamente las necesidades tanto de los hombres como de las mujeres, deben tomarse en serio estas diferencias biológicas y sociales en la planificación y provisión de servicios.

La violencia de género es un problema creciente en España.
Hasta octubre de 2003, 54 mujeres habían sido asesinadas y otras 93 habían sufrido un intento de asesinato por parte de su pareja masculina.
13.016 mujeres denunciaron a sus actuales o anteriores parejas por agresiones.
La violencia de género no es el resultado de casos inexplicables de conductas desviadas o patológicas, es una práctica aprendida, consciente y orientada, producto de una organización social estructurada sobre la base de la desigualdad entre hombres y mujeres.



CMAP

Cmap_Desigualdad_de_género_IMA.jpg



CITAS

- Introducción

Mora Fernández, Monserrat. (n.d.). Blog.educastur.es. Retrieved from http://blog.educastur.es/correlavoz/desigualdad/

Isabonimoron.blogspot.com. (22, 03 2009). Retrieved from http://isabonimoron.blogspot.com/2009/03/genero-se-refiere-los-roles-derechos-y.html

Www.pobrezamundial.com. (27, 02 2010). Retrieved from http://www.pobrezamundial.com/discriminacion-femenina/

- Educación

Muñoz , FirsAzucenat. "Grupo de Trabajo." nodo50.org. 16 Apr 2010, 12/26/01. Web. 21 Apr 2010. http://www.nodo50.org/igualdadydiversidad/g_sexo.htm.

- Desastres naturales

"ENclave de Ciudadanas por Getxo." Desigualdad de género en los desastres naturales . enclavedeciudadanasporgetxo.blogspot.com, 11 de abril de 2010. Web. 22 Apr 2010. http://enclavedeciudadanasporgetxo.blogspot.com/2010/04/desigualdad-de-genero-en-los-desastres.html.

- Salud

Artazcoz, Lucía. "Gaceta Sanitaria." Las desigualdades de género en salud en la agenda de salud pública . scielo.isciii.es, mayo 2004. Web. 22 Apr 2010. http://scielo.isciii.es/scielo.php?pid=S0213-91112004000500001&script=sci_arttext.



Lorena Gómez Y Olatz Hidalgo. 1ºB Bachillerato.